«Hace falta unir a la izquierda para derrotar a la derecha y al populismo»

Julián Sánchez Urrea tiene 31 años y es Licenciado en Ciencias Ambientales y cursó el Doctorado de Ordenación de Territorio y Medio Ambiente en la Universidad Autónoma de Madrid. Comenzó su andadura política en Izquierda Unida Comunidad de Madrid y actualmente es Portavoz estatal de Convergencia De La Izquierda. Además, ejerce como Consejero de Sostenibilidad, Obras Públicas y Mantenimiento Urbano y de Edificios Públicos en el Ayuntamiento de Fuenlabrada

Pregunta.- En 2015 fuiste número 2 al Ayuntamiento de Madrid por la candidatura de IUCM – Los Verdes ¿Qué hace que ahora apuestes por Convergencia De La Izquierda?

Las personas que estamos en este proyecto creemos que hace falta levantar de nuevo un proyecto de izquierdas que junto con otros, confronte con la derecha, pero también con el populismo, que mimetiza y pervierte la política. Huimos del simplismo de las dicotomías “buenos-malos”.

Sabemos que nuestra sociedad es compleja y queremos priorizar los derechos de las mayorías sociales. Estamos construyendo una izquierda que plantee un proyecto de país que integre su diversidad pero vertebrada sobre las personas, no sobre territorios.

P.- ¿Y esto es posible cuando la persona que se siente votante de izquierdas a veces no tiene clara cuál es la mejor opción en las urnas?

Sí, porque en definitiva buscamos recomponer la izquierda para mejorar las condiciones de vida de la gente, para sumar desde la propuesta, desde lo concreto y generar la ilusión de escenarios de cambio reales incorporando a todas aquellas personas que se sientan comprometidas con un proyecto de cambio definido, evaluable y constatable. Queremos un proyecto que derrote a la derecha pero que sobre todo busque mejores condiciones de vida para las personas que viven o quieren vivir de su propio trabajo.

P.- ¿Y qué aporta Convergencia De La Izquierda que sea diferente a lo que ya existe? ¿No estaba IU en esas?

IU está disuelta en el proyecto populista de Podemos y ante su desaparición definitiva el año que viene con los comicios locales y autonómicos, es necesario que todas aquellas personas que hemos creído y trabajado ese espacio político reformulemos un proyecto de izquierda transformadora dentro de un bloque más amplio que nos permita seguir siendo lo que somos y queremos ser. Convergencia de la Izquierda forma parte de una Plataforma electoral más amplia que es LA IZQUIERDA HOY que avanza en esa dirección.

P.- ¿Y en lo concreto?

Son varias las cuestiones que nos diferencian de proyectos populistas, por ejemplo,  en Convergencia De La Izquierda estamos favor del derecho de autodeterminación de las personas mucho antes que de los territorios. Queremos que las personas tengan autonomía económica y derechos básicos sin distinción de donde hayan nacido ni donde vivan. Pensamos que el derecho a la autodeterminación, lo que viene a ser en realidad es el derecho a decidir la independencia de unos territorios y eso nos excluye a los federalistas y no permite avanzar.

Seguimos poniendo el centro en el mundo del trabajo. Debemos derogar las reformas laborales que han convertido el empleo de calidad en empleo precario y temporal.

Exigimos una nueva ley de financiación de los partidos políticos para que estos sean realmente instrumentos que faciliten la participación política de las personas.

Tenemos una postura muy clara sobre el yihadismo: es terrorismo y aspira a implantar dictaduras teocráticas. La Izquierda tiene que estar en el pacto antiyihadista. Es obvio que el imperialismo y las intervenciones armadas en Iraq, Afganistán, Siria, etc., están en el origen. Ahora bien, debemos decir con claridad que la gente que lucha por las libertades, no lo hace poniendo bombas.

Estamos en contra de las privatizaciones, también de las que se hacen a cooperativas que al final tienen relaciones con los políticos de la mal llamada “nueva política”.

Y, además, queremos medios de comunicación públicos al servicio de la democracia y la igualdad de oportunidades.

P.- Hablemos ahora del escenario político actual. ¿Alguna conclusión del resultado de las últimas elecciones?

Sí, que a día de hoy no existe alternativa progresista al bloque neoliberal que ha gobernado. La confrontación ya no se da con el bipartidismo, ni entre la nueva y vieja política, como defienden Podemos y Ciudadanos. La “vieja política” obtiene 222 escaños y la “nueva política” ha envejecido súbitamente y ha sufrido ya dos “revolcones”.

El conflicto real se da en que, mientras la derecha está fracturada pero unidos en lo institucional y constitucional, comparten políticas fiscales y modelo de Estado, como vemos que ocurre entre PP y C’s; enfrente tienen a una izquierda fracturada y fragmentada que tiene elementos constitucionales rupturistas, independentistas, nacionalistas, federalistas, transversales y populistas. Todo esto no puede ser una alternativa a la derecha. IU está disuelta en el populismo de Podemos, un proyecto populista que se mueve con convulsión entre el reformismo radical y el nacionalismo del sistema, entre movimientos reivindicativos e institucionales.

P.- ¿Cuál creéis que es el camino ante el hartazgo ciudadano de la política actual?

El de la honestidad política y la defensa de la ideología pero con soluciones viables y prácticas, frente a la respuesta fácil. Desde Convergencia De La Izquierda apostamos por un bloque de izquierdas plural y diverso con un programa de cambio real.

Queremos reformular sin complejo alguno lo que fue un proyecto de izquierda transformadora y trabajar ese espacio político dentro de un bloque más amplio que nos permita seguir siendo lo que somos y queremos ser.

P.- Y para finalizar, ¿para cuándo veremos a LA IZQUIERDA en las urnas?

En Convergencia De La Izquierda nos hemos planteado una hoja de ruta hacia el 2019. Con una sólida implantación local en la Comunidad de Madrid y uniones en otras partes del Estado, estamos trabajando en una Agenda Local que nos está permitiendo avanzar en cada localidad sobre la base de un mismo discurso político que nos cohesiona y nos da coherencia y fortaleza. Con la incorporación en la plataforma LA IZQUIERDA HOY, damos un paso más sumando a más colectivos y sensibilidades. No hemos venido para dividir aún más a la izquierda, tenemos una firme voluntad de llegar a las urnas con amplios acuerdos con otros, pero estaremos en las urnas en el 2019, eso seguro… veremos la forma más útil para la mayoría social.

También queremos recuperar la calle y trabajar en el conflicto social, olvidado y postergado por las nuevas formaciones políticas que han intentado canalizar el malestar, la movilización y el conflicto en las urnas, consiguiendo la desmovilización real y la no visibilización del conflicto, así como el deterioro de la imagen de quienes lo impulsaban y especialmente el sindicalismo de clase. Hay un despertar social con la movilización feminista y los y las pensionistas que anuncia un nuevo ciclo que no debemos ignorar, ya que estamos hablando de conquistas fundamentales como son la igualdad y el derecho a vivir con dignidad tras toda una vida de duro trabajo.

Por tanto ayudar a revertir esta realidad actual es básico para ocupar y desarrollar el espacio político en el que trabajamos. Todo ese trabajo junto con las necesarias alianzas que tendremos que tejer para fortalecer la izquierda en el 2019.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *