Empiezan los actos de homenaje a Marcelino Camacho

El pasado 21 de enero, se cumplieron 100 años del nacimiento de Marcelino Camacho, empezando los actos de homenaje a su figura e inmenso legado, de un miembro histórico del Partido Comunista, de IUCM y primer secretario general de CCOO.

En el Auditorio que lleva su nombre en Madrid empezó el primero de los actos conmemorativos que el sindicato y su familia han programado a lo largo de 2018 para recordar la figura, trayectoria y legado de Marcelino, una figura indispensable para nuestro país.

El homenaje a Marcelino Camacho debe servir también para reconocer el trabajo de los miles de compañeros y compañeras, que no tuvieron miedo y desde el anonimato se enfrentaron al franquismo y trajeron la democracia a este país.

Personas que sufrieron cárcel, torturas, represión, listas negras, incluso que pagaron con su vida, como los abogados de Atocha.

Durante toda su vida cabe destacar la capacidad de consenso, que le convirtió en una de las figuras claves de la Transición Española, denostada actualmente por los partidos populistas y sin ideología.

Entre sus muchos reconocimientos cabe destacar la Medalla al Mérito Constitucional, otorgada en 1989, y que le fue dada por haber realizado actividades relevantes al servicio de la Constitución y de los valores y principios en ella establecidos.

Además, fue investido doctor Honoris Causa por la Universidad Politécnica de Valencia y por la Universidad de Cádiz. Además, la Universidad Complutense le concedió en 1988 la condición de profesor honorario en 1988.

Como hombre de consensos que era, el día de su muerte recibió el cariño de propios y adversarios. Como tantos trabajadores, Marcelino era un ciudadano del mundo y por lo tanto, madrileño. En Madrid vivió, fue encarcelado, trabajó y luchó. Ese cariño que hasta la casa real ha venido demostrando hacia Marcelino, republicano confeso, tiene que hacerse realidad en el callejero de la ciudad.

Marcelino supo lo que de verdad fue ser perseguido, ser un auténtico preso político con años de cárcel en la espalda. Fue una persona ejemplar, que nos dejó un legado enorme que debemos cuidar.

Sus últimas palabras fueron: “si uno se cae, se levanta inmediatamente y sigue adelante”.

Por eso, desde La Izquierda acudimos al auditorio Marcelino Camacho y así participar en todos los actos de homenaje a su figura, nadie lo merece más que él, por su ejemplo y su legado.

Os dejamos algunas fotos del acto de ayer:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *