Proponemos un pacto nacional contra la violencia machista

Pese a la multitudinaria manifestación del pasado 7 de noviembre contra las violencias machistas, desde el sábado han sido asesinadas 5 mujeres en nuestro país, elevando la escalofriante cifra de asesinadas en lo que va de año en 45 mujeres.

Pese a las buenas palabras es evidente que no se ponen los recursos necesarios contra la lacra de la violencia machista, nuestro país, y especialmente agravado desde el inicio de la crisis económica sigue viviendo en un claro contexto de desigualdad y discriminación patriarcal donde se enmarcan todo tipo de agresiones contra las mujeres.

En este sentido, Silvia Uyarra, miembro de la Comisión Promotora de Convergencia de la Izquierda ha manifestado: “La violencia machista no es inevitable, existen medidas que pueden ser abordadas para atajarla y combatirla eficazmente, solo es cuestión de voluntad política para llevarlas a cabo y destinar los presupuestos y recursos públicos necesarios”.

Desde Convergencia de la Izquierda creemos firmemente en que hay que priorizar acciones desde los Gobiernos tanto del Estado como Autonómicos en políticas feministas basadas en una sociedad 50/50.

Finalizó Uyarra: “Se han terminado el tiempo de las palabras huecas, debemos actuar para parar esta lacra en nuestra sociedad, por lo que desde La Izquierda proponemos que se tomen las siguientes medidas de forma inmediata”:

  • El desarrollo de un pacto nacional con todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales y empresariales, contra la violencia machista, dándole los recursos e importancia de problema de Estado.
  • La modificación urgente de la Ley Orgánica 1/2004, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, para incluir todas las formas de violencia de género, no sólo las del ámbito familiar. La violencia sexual, económica, la prostitución, etc. Cambiando igualmente los requisitos para ser considerada víctima de violencia de género y las forma de acceso a los recursos institucionales.
  • Dotar al presupuesto en materia de violencia de género de los recursos necesarios, y que ahora son claramente insuficientes, que permitan abordar los programas destinados a la prevención, sensibilización y actuación contra la Violencia de Género; y destinando estos fondos para acciones directas y estructurales.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *