Defendemos una sanidad pública y universal de todos y para todos

Ante la inminencia de unas elecciones generales donde muchos ciudadanos y ciudadanas contemplan desde el asombro la falta de ideales y la falta de objetivos de las nuevas fuerzas políticas, y la paralización y no saber hacer de las antiguas, desde Convergencia de La Izquierda queremos aportar los retos a los que se presenta la Sanidad en nuestro país, que defendemos y defenderemos y que parecen no tener cabida en los discursos de la mayoría de las fuerzas políticas.

Según ha declarado el Portavoz de Convergencia de la Izquierda, Julián Sánchez Urrea: “El empeoramiento de la Sanidad y sus servicios es consecuencia directa de los graves recortes que con la excusa de la crisis ha realizado el Partido Popular desde el Gobierno y desde cada una de las Comunidades Autónomas que ha gobernado, la mayoría de las veces, con el consentimiento de fuerzas políticas afines. Pero no olvidemos también, que la situación actual también dada por políticas realizadas hace décadas donde se abría el mercantilismo del sector dañando la independencia del sistema y abriéndola a los negocios privados”.

Es imprescindible la defensa de cara a las Elecciones Generales de la Sanidad pública, gratuita y universal como uno de los pilares de bienestar de nuestro país, tenemos que trabajar para devolverle la calidad y por ello, desde La Izquierda apostamos por:

Pacto por la Sanidad que desmonte esta política de recortes y que iguale y de homogeneidad los servicios sanitarios en todas las Comunidades de nuestro país.

Reformar la Ley General de Sanidad para establecer las condiciones básicas de universalidad y el carácter público de los servicios.

Derogación del R.D. 15/1997 que siendo una forma jurídica mínima de contenido es la que abre la privatización del sistema sanitario así como el artículo 90 de la LGS, y poder revertir los centros y servicios privatizados.

Derogación del R.D. 16/2012 que con el falso objetivo de llevar medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del SNS lo que realmente encubre es la entrada del copago, el aseguramiento privado, la desprotección y exclusión de la migración (tanto de los que vienen como de nuestra población que migra), la desregulación de los salarios y de la carrera profesional y no para mejorarlos, ya que estas medidas afectan a casi un 30% de los profesionales tanto de Primaria como de Hospitales y además dota al SNS de mayor desigualdad y deja de ser universal, convirtiéndolo en un sistema competitivo de seguros por la salud.

“Con estas dos reformas, se reconocería a la Sanidad como un derecho fundamental para los ciudadanos y ciudadanas, siendo conscientes que con ellas, hay que reconstruir nuestro sistema nacional de salud con las medidas económicas que sean necesarias, aumentando la financiación un punto más del PIB para aproximarnos al promedio europeo”. Ha finalizado Sánchez Urrea.

Convergencia de La Izquierda recuerda que ni un solo ciudadano o ciudadana ha votado jamás a ningún partido para que nos desmonten uno de los pilares básicos de nuestra sociedad y pide responsabilidad y claridad al resto de partidos políticos.

Foto: Álvaro Minguito

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *